Rutina facial básica

| 28 abril, 2012 | 2 Comments

Rutina facial básicaPara las mujeres es importante tener un cutis cuidado y radiante. Para ello es imprescindible limpiarlo e hidratarlo cada día. Cuando la piel de nuestro rostro está bien tratada no necesitaremos recurrir a productos de belleza para camuflar imperfecciones debidas a una piel sucia, deshidratada y en definitiva descuidada.

Con las nociones básicas que les comento a continuación, no sólo vamos a tener un cutis fresco y radiante sino que además retrasaremos la aparición de arrugas y en caso de ya tenerlas, se atenuarán, utilizando por supuesto productos recomendados para cada tipo de piel.

Por la mañana:

Primer paso: Lavarnos la cara. Lo ideal sería utilizar un limpiador facial sin jabón ya que será menos agresivo para nuestra piel.

Segundo paso: Tonificar la piel. Empapar un algodón con un tónico facial y aplicarlo a pequeños toques por todo el rostro, refrescando así la piel y ayudando a nivelar su Ph.

Tercer paso: Hidratar. Importante hacerlo cada día, utilizándo una hidratante facial adecuada para nuestro tipo de piel, una para el contorno de ojos y labios y otra para el rostro, lo que nos ayudará a preservar su humedad y a tener nuestra piel preparada para maquillarla. Para proteger la piel cada mañana, una hidratante con protección solar hoy por hoy es indispensable ya que esto también nos ayudará a retrasar el envejecimiento cutáneo, y evitará que nos salgan manchas en la piel producidas por los rayos ultravioletas del sol.

Por la noche:

Primer paso: Desmaquillar. Para ello debemos utilizar un producto adecuado como leche desmaquillante o gel desmaquillante, uno específico para ojos y labios, ya que la piel de estas zonas es muy delicada y otro para el resto del rostro. Aplicarlo por toda la cara y retirar el maquillaje con un algodón o esponja. Una vez retirado, lavar bien el rostro con limpiador facial.

Segundo paso: Tonificar la piel, de igual forma que lo hacemos por la mañana.

Rutina facial - Cuidado de la pielTercer paso: Nutrir. Utilizándo para ello una crema nutritiva específica para nuestro tipo de piel y como siempre, también utilizándo un contorno de ojos y labios a parte de la utilizada para el resto del rostro. Nuestra piel por la noche se relaja y asimila estos nutrientes mejor actuándo en las capas más profundas de la piel con lo que conseguimos retrasar la aparición de arrugas y en caso de tenerlas, atenuarlas.

Éstos son los cuidados básicos diarios a tener en cuenta para conseguir tener un rostro luminoso y fresco. Es importante también exfoliar la piel para retirar bien las impurezas y limpiar los poros en mayor profundidad, pero eso entra en nuestra rutina semanal, ya que no debe hacerse más de dos veces en semana. También es conveniente utilizar mascarillas faciales según las necesidades de nuestra piel.

Utilizar productos específicos para nuestro tipo de piel es básico, para ello es recomendable hacernos un estudio de nuestra piel con un profesional y así aplicarnos lo que realmente necesitamos.

Tags:

Category: Cuidado Facial

About the Author ()

Apasionada del mundo de la belleza y la estética, es importante ser bellas por dentro y reflejarlo por fuera, y esa será mi función en esta página... ayudarte a sacar el mejor partido de ti mediante artículos de maquillaje, cuidado facial y corporal, cuidado del cabello, etc... espero os guste y participéis tanto con vuestras dudas y preguntas e ideas que podáis aportar ¡os animo a ello! Un fuerte abrazo, Sara Yleman

Comments (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. las artes dice:

    • Se recomienda exfoliar la piel como agente de control, pero no se deben utilizar productos con formulas aceitosas. Limpiar con dermo-limpiador libre de grasa y jabón.

    • Monica Darias dice:

      Gracias por tu puntualización Las Artes. La exfoliación, es cierto, que es muy importante, para ser más exactos una vez a la semana; a lo sumo dos. El exfoliante o gommage que se debe utilizar debe ser uno adaptado a nuestro tipo de piel, nunca debemos generalizar porque cada piel es una circunstancia. En algunos casos (pieles secas) se pueden utilizar “formulas aceitosas”.

      Un saludo y gracias de nuevo por tu comentario.

Leave a Reply